En el diseño gráfico que ves a diario se utilizan dos modos de color, RGB y CMYK. Muchas personas no conocen la diferencia entre estos, y los utilizan equivocadamente.

Modo de color RGB

Este modo de color fue creado para verse únicamente en pantallas electrónicas o televisores. Este nombre se deriva por las iniciales en inglés de los tres colores que utiliza:

RED (rojo) / GREEN (verde) / BLUE (azul)

Solo con estos tres colores se logran millones de tonos en tu pantalla, brillantes, muy atractivos, pero dependen de una gran cantidad de luz. Es por eso que también se les llama tintas de luz. Es por esta razón que el diseño que ves en tu pantalla NUNCA se va a ver igual cuando lo imprimas. Se puede lograr que sea mínima la diferencia, si transformas un color RGB a CMYK, y le vayas subiendo o bajando porcentajes a ciertos colores para hacerlo llegar lo más parecido al color que deseas.

Modo de color CMYK

Todas las imprentas utilizamos el modo CMYK también conocido como cuatricomía (cuatro tintas)Este nombre se deriva porque toda impresora que imprime a todo color sobre papel, utiliza cuatro colores :

Cyan (azul) / Magenta (rojo) / Yellow (amarillo) / Black (negro)

Por lo general, las tonalidades de estas tintas son más oscuras y opacas, todo lo contrario con los colores de RGB, es por eso que siempre va a existir una gran diferencia en el diseño cuando lo ves en pantalla y cuando lo veas ya impreso.

CONCLUSIÓN

RGB y CMYK ambos modos de color son muy útiles, pero cada uno en su área.

Puedes diseñar en modo RGB pero únicamente para verlo en pantallas electrónicas, por depender de las tres tintas de luz. El diseño que ves en tu monitor lo puedes imprimir en papel, pero tu impresora de inyección o imprenta profesional, automáticamente lo convertirá a modo CMYK, en otras palabras, de 3 tintas de luz, pasa a 4 tintas líquidas sobre un papel y esto hace que todas las tonalidades sufran un cambio drástico. 

Así que ya sabes, si vas a pagar por el diseño de un proyecto, debes pedirlo con las especificaciones correctas para que no tengas sorpresas luego. Si tu proyecto es solamente digital, pídelo en RGB, ahora si tu proyecto va a ser digital e impreso, pide a tu diseñador que te trabaje uno en RGB  y el otro en CMYK para la imprenta.

 De igual forma, las imprentas profesionales contamos con un libro de colores, para darte un equivalente del color RGB a CMYK. Antes de imprimir, te entregamos una prueba real de como quedará tu proyecto impreso.

En Punto Creativo nos apasionan los colores… ¡Éxitos!